28/7/2014

Frozen

¿Quién no ha sufrido la famosa “Let it go” a estas alturas? La cancioncita se me ha metido en la cabeza y se niega a abandonarla. Me encuentro, oficialmente, sufriendo las consecuencias de haber visto Frozen.

Frozen

Después de verla uno se pregunta cuántos problemas se evitarían si la gente no insistiera en esconder quiénes son realmente. Y supongo que ese es el mensaje: no se puede ir contra nuestra propia naturaleza. Eso, y que el amor de la familia es el más grande, por supuesto.

En Frozen se decide romper con el mensaje de que un príncipe es todo lo que necesitas, y con eso de que existe el amor a primera vista. O al menos lo intenta. Se agradece que se intente buscar algo diferente para las princesas de Disney. Pero no puedo evitar pensar que Christoph era más compatible con Elsa, y que al final Elsa se ha quedado sola mientras su hermana termina enamorándose (como buscaba).

En realidad, Frozen no me ha parecido una película tan especial como todo el mundo parece creer. De hecho, creo que me gustó bastante más Tangled. Es entetenida, eso sí. Y quien diga que no se le ha pegado la bendita cancioncita, está mintiendo.

23/7/2014

Los consejos de Pixar para contar una historia

pixar-animation-studio-logo

Hace un par de años, la directora y creadora de storyboards de Pixar, Emma Coats, twitteó y publicó en su Tumblr 22 consejos para contar una historia. Hoy los rescato y los traduzco, por si aún queda alguien que no los haya memorizado ;)

  1. Admiras a un personaje por intentarlo, más que por sus éxitos.
  2. Tienes que pensar en lo que te interesa como espectador, no en lo que te divierte hacer como escritor/a. Pueden ser dos cosas muy diferentes.
  3. Buscar un tema es importante, pero no sabrás de qué va tu historia hasta que llegues al final. Ahora reescribe.
  4. Érase una vez un/a ___. Todos los días, ___. Un día ___. Por ello, ___. Hasta que finalmente ___.
  5. Simplifica. Enfócate. Combina personajes. Sáltate los desvíos. Sentirás que pierdes cosas valiosas; pero te liberará. 
  6. ¿En qué es bueno tu personaje, con qué se siente cómodo? Enfréntalo a su polo opuesto. Desafíalos. ¿Cómo lo resolverán?
  7. Piensa en tu final antes de resolver lo que va a la mitad. Los finales son difíciles, haz que el tuyo funcione desde el principio.
  8. Termina tu historia, déjala ir aún si no es perfecta. Idealmente tendrías ambas cosas, pero sigue adelante. Hazlo mejor la próxima vez.
  9. Cuando te atasques, haz una lista de lo que NO DEBERÍA pasar a continuación. Muchas veces, el material que necesitas para avanzar aparecerá. 
  10. Separa las historias que te gustan. Lo que te gusta de ellas forma parte de ti, y debes reconocerlo antes de poder usarlo.
  11. Escribirlo te permite comenzar a corregirlo. Una idea perfecta, si se queda en tu cabeza, nunca la compartirás.
  12. Descarta lo primero que te venga a la mente. Y lo segundo, lo tercero, lo cuarto, lo quinto…  elimina lo obvio. Sorpréndete.
  13. Dota a tus personajes de opiniones. Los personajes pasivos/maleables pueden parecerte agradables mientras escribes, pero es veneno para los espectadores.
  14. ¿Por qué debes contar ESTA historia? ¿Qué creencia te quema por dentro y alimenta a la historia? Eso es la esencia de tu historia.
  15. Si fueras tu personaje, en esta situación: ¿cómo te sentirías? La honestidad da credibilidad a las situaciones más inverosímiles.
  16. ¿Qué riesgos hay? Danos una razón para que vayamos con tu personaje. ¿Qué ocurre si no triunfa? Haz que tenga muchas probabilidades en su contra.
  17. Ningún trabajo se pierde. Si no funciona, déjalo ir y continúa. Te será útil más adelante.
  18. Tienes que conocerte, saber la diferencia entre dar lo mejor de ti y preocuparte. Escribir es experimentar, no refinar.
  19. Cuando tus personajes se meten en problemas por coincidencia es genial, cuando resuelven sus problemas del mismo modo es hacer trampas.
  20. Ejercicio: coge los componentes básicos de una película que no te gusta. ¿Cómo los reordenarías para convertirla en algo que SÍ te guste?
  21. Debes identificarte con la situación/los personajes, no te limites a escribir cosas guays. ¿Qué haría que TÚ actúes de ese modo? 
  22. ¿Cuál es la esencia de tu historia? ¿Y la forma más sencilla de contarla? Si sabes eso, puedes empezar a construir a partir de allí.

Termino con un montaje de algunas creaciones de Pixar:

21/7/2014

The Extraordinary Tale

Si tuviera que definir The Extraordinary Tale of the Times Table, usaría la palabra “extraordinaria”. Su título nos lo dice todo: la historia que cuenta no es una historia ordinaria, y la forma de contarla… tampoco. Me he pasado toda la película admirando, conjeturando y suspirando, maravillada con esta “historia extraodinaria”.

POSTER The Extraordinary Tale

The Extraordinary Tale nos lleva de paseo por un universo –valga la redundancia- extraordinario, y nos atrapa desde la primera escena. A medida que avanza la historia, no podemos evitar encariñarnos con esos personajes tan pintorescos. El arte, la fotografía, la música, el trabajo actoral… ¡todo es tan bonito!

El personaje de Aïda Ballman me fascinó: no sabía si estaba frente a una Amélie o a alguien completamente mal de la cabeza. Al final me he quedado con la idea de que si estaba mal de la cabeza, en su mundo todo era completamente normal (como debe ser).

Ese mundo de la película me hizo tener muy presente a Jean-Pierre Jeunet (y a un par de directores más aquí y allá). Es un mundo mágico, donde todo lo que puede parecer fuera de lo común a nuestros ojos, no tiene nada de raro a los ojos de quienes lo habitan. Y la verdad es que me han dado muchas ganas de perderme un poco más por allí.

También me ha gustado mucho Ken Appledorn en ese papel que exige jugar con el límite entre la “normalidad” del mundo exterior y la del interior. Y me ha encantado el peque. Trabajar con niños no es nada fácil, y en este caso se ha conseguido muchísimo. Por momentos daban ganas de achucharle, y en otros me recordaba al Kevin de We need to talk about Kevin. Esa dualidad aporta muchísimo a la historia.

He quedado encantada con The Extraordinary Tale, y por eso quiero recomendaros que la veáis. Llega a los cines el 25 de julio, así que espero que vayáis. Merecerá la pena, lo prometo.

18/7/2014

Herbert White

Hoy os traigo un corto del año 2010 que ha publicado la revista VICE en su website. Se trata de Herbert White, un cortometraje basado en un poema de Frank Bidart. Está escrito y dirigido por James Franco -es un ejercicio que realizó cuando era estudiante de la NYU-, y protagonizado por Michael Shannon.

Antes de que lo veáis, me veo obligada a avisaros que el corto es un poco perturbador (aunque creo que el poema lo es mucho más).



El bueno de James y su costumbre de sorprendernos constantemente… A mí me ha parecido una buena adaptación.

¡Buen fin de semana!

16/7/2014

Las 10 reglas de Billy Wilder para crear una buena película

Cuando un grande decide aconsejarte, debes escucharle. Y si puedes compartir esa sabiduría con otros, aún mejor. En 1999, Cameron Crowe publicó “Conversations with Wilder”, un libro en el que recopila tres años de entrevistas con el gran Billy Wilder.

http://www.theuncool.com/books/conversations-with-wilder/cameron-on-wilder-various-quotes/

En “Conversations with Wilder”, Crowe incluye una lista de consejos sobre cómo hacer una buena película. Si buscas consejo, si quieres mejorar tu forma de contar historias, quizás estas diez reglas sean lo que necesitas:

  1. Los espectadores son volubles.
  2. Cógeles del cuello y no les sueltes.
  3. Desarrolla una clara línea de acción para tu protagonista.
  4. Ten claras tus intenciones, hacia dónde te diriges.
  5. Cuanto más sutil y elegante seas al esconder tus plot points (puntos de inflexión en la trama, giros en la historia, motivos, etc.), mejor escritor serás.
  6. Si tienes un problema en el tercer acto, el problema está realmente en el primer acto.
  7. Un consejo de Ernst Lubitsch: Deja que el espectador sume dos más dos. Te adorarán.
  8. Cuando incluyas narración oral, no describas lo que ya puede ver el espectador. Aporta más información sobre lo que ve.
  9. El evento que ocurre al final del segundo acto es el desencadenante del final de la película.
  10. En el tercer acto debe aumentar el tempo y la acción; aumentar, aumentar, hasta el último evento. Y después, se acabó. Termínalo.

Muchos escritores y directores siguen estos consejos al pie de la letra. Otros lo hacen a su manera. Algunos deciden romper una o dos reglas de vez en cuando. Pero es muy difícil que logres hacer algo que atraiga al espectador si no sigues varios de estos consejos. Avisad@ quedas ;)